Julio Romero de Torres

Uno de los pintores más populares de la historiografía española, considerado pintor de leyenda, cuya fama aumentó tras su muerte, por medio de la representación de sus obras o retratos en diferentes tipos de publicidad. Así, los medios de comunicación de masas han vulgarizado la imagen de Julio Romero de Torres.

20150928201742!Amor_sagrado,_amor_profano_by_Julio_Romero_de_Torres
Amor sagrado y amor profano, 1908.

Julio Romero de Torres destaca por mostrar diferentes aspectos en su obra, así  se puede apreciar el simbolismo en el que encontramos una Córdoba ideal, muerta, onírica, con luz, también muestra un clasicismo como en Amor sagrado y amor profano, con las figuras como en el gótico.

Romero de Torres hace referencia a lo castizo en algunas de sus obras como en Nuestra Señora de Andalucía o Alegrías.

Por otra parte, nos enseña un fluvio morboso, y de este aspecto puede pasar a uno tan distante como la pintura lacrimógena, entre las que podríamos nombrar Mira qué bonita era o Mal de amores.

Otro aspecto importante en su obra es la referencia a la muerte, a lo trágico, al thanatos. Ejemplo de ello es Las hermanas de Santa Marina,  que nos mira con esa cara, con la sonrisa rara que hace referencia a la muerte, al eros y thanatos. Así pues, nos hace ver que existe una relación entre la muerte y el amor. En Más allá del pecado está haciendo referencia a la heterosexualidad por encima de lo ortodoxo y en  Salomé, esta aparece con  una cabeza femenina que muestra la misma sonrisa de Las hermanas de Santa Marina. Además, Salomé  está tocando la cabeza y  parece estar bien por ese tocamiento, parece que le gusta, mostrando una vez más la relación de la muerte y el amor. Salomé nos transmite ese deseo de muerte, de venganza y resalta la cabeza femenina.

En Cante Hondo aparece  el drama, los celos, el odio por medio de esa visión frontal del cuerpo muerto. En este cuadro aparece un perro en posición de hacer el coito con el cadáver, y se muestran personajes llorando que se aproximan en apariencia a los propios hijos de Julio Romero, que probablemente están vaticinando la propia muerte de su padre, que se estará acercando a ella.  Esta obra es de las últimas, y parece que nos hace volver  a su primera obra.

En las obras artísticas de Romero de Torres encontramos una intuición de lo moderno. Así, se puede observar entre 1915-1930  figuraciones de lo moderno. Conoció a De Chirico, no le imitó pero si podría realizarse una línea entre los dos que buscan en lo antiguo.

Julio Romero de Torres en el Thyssen de Málaga.
Cante hondo, 1929.

Por otro lado, se podría establecer una relación entre Dalí y Julio Romero de Torres, pues  encontramos en  algunas de sus obras imágenes espectrales, como en la Familia Besabe, de Romero de Torres, en el  que  la mujer puede sacar un arpa invisible, pues los dedos parecen hacerlo, mientras en Dalí encontramos la propia obra llamada El arpa invisible u otra como la Meditación sobre el arpa. Volviendo a Romero de Torres, en su Cristo y la samaritana, también ella parece estar tañendo como una guitarra.

Otra relación que se puede estrechar entre Dalí y Romero de Torres  son los dedos de los personajes simulando unas piernas. Siendo ejemplo de ello: Amor místico obra de Romero de Torres, donde los dedos cruzados del breviario parecen piernas, igualmente se muestra ello en Flor de Santidad y en  Cante Hondo,  los dedos de la figura central  parecen piernas arrodilladas. En Salomé, la mano, parece cuerpos tumbados con piernas estiradas  o también se muestra en más allá del pecado. Los dedos en Dalí son una expresión de lo dicho antes.

En La saeta, la muleta podría ser como en la obra de Dalí que también aparecen muletas como referencia sexual. Además, en esta obra se aprecia el rostro de éxtasis de la mujer, así como se podría encontrar en la obra del Éxtasis de Santa Teresa de Bernini.

También hace referencia a lo erótico junto con lo religioso como se puede ver en La gracia o El pecado. Busca la provocación con la  musa gitana, las provocaciones de la erótica de las religiosas. Hallamos en él la caricatura contrapelo pues encontramos muchas cosas que se esconden,  muestra la provocación que no  es de vanguardista moderno pero es de chulería y con esto hace ganarse a esta gente chula. Este mundo popular acaba en una línea. Ese morbo por lo prohibido, saliendo a la luz los tópicos, y esa muestra por lo erótico, lo heterosexual, lo homosexual y todo lo relacionado con el sexo, que en esa época no se podía tratar y él desarrolla con total naturalidad.

Un elemento clave es la mirada anecdótica en sus obras, sobre todo en la de la Piconera, con el mito popular, de esa mirada intensa.

Podría decirse que Julio Romero de Torres fue un magnífico artista del siglo XX que mostró en su obra diversos temas entre los castizos, el clasicismo, la muerte, la tragedia, el flamenco, la tradición. Así como se muestra también la erótica, sexualidad, a veces ligada a lo religioso de forma paradoja. Cabe destacar de igual manera que influyó en otras grandes figuras del momento y que él también estuvo influenciado por  Valle-Inclán, Miguel de Unamuno, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s